Más de 200 proyectos implementados

¿Por qué las empresas de software en Guadalajara se han logrado posicionar a nivel internacional?



En los últimos años, el Estado de Jalisco, específicamente la ciudad de Guadalajara, se ha posicionado como un estado líder en desarrollo de software, tecnología e innovación, a tal grado de ser llamado el “Silicon Valley mexicano”.

La “Perla Tapatía”fue acreedora de este término debido a los resultados mostrados en los últimos 4 años, en donde se registró un aumento en emprendedores nacionales e internacionales de 450 a 6 mil 200 para finales del 2017, según informó laSecretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología.

Pero, ¿Cómo las empresas de software locales han logrado posicionarse a nivel internacional? Una palabra: CERTIFICACIONES. Según Alfonso Alva Rosano, presidente del Software Industry Excellence (SIE) Center, Jalisco es líder nacional en compañías certificadas, lo que las hace más fuertes y competitivas a nivel internacional.

A pesar de que Jalisco sólo posee el 11% (204 empresas de software) de las que tiene la Ciudad de México (al menos 1,800 empresas), las compañías jaliscienses han escalado niveles gracias a la seriedad que han tenido con el tema de las certificaciones, convirtiéndose en el Estado líder a nivel nacional en este rubro.  

Aunado a lo anterior, existe otro factor diferenciador entre las empresas de software capitalinas y las jaliscienses. Las primeras suelen elegir el Modelo de Procesos para la Industria del Software (Moprosoft), que consta de una certificación nacional creada por la Secretaría de Economía con ayuda de la UNAM. Se suele tomar esta decisión debido a que es más barata, sencilla y reconocida en México. Además, las empresas que eligen esta certificación no tienen planeado estrechar relaciones con empresas grandes o de gobierno.

Por su parte, las empresas de software de Guadalajara, eligen un Modelo de Madurez de Capacidades Integrado (CMMI por sus siglas en inglés), que consiste en la evaluación de los procesos de una organización, creado por la Universidad Carnegie-Mellon, lo que les brinda a las empresas locales del sector una certificación de alcance internacional.

En su momento, hace más de diez años, la industria de software era incipiente e intermitente, se tenía que fuera borrada del mapa debido a la presencia de empresas del mismo rubro que eran originarias de otros países, como India, por ejemplo.

Las empresas locales requerían de un par de características vitales para seguir el paso de las compañías extranjeras y abrirse paso en el mercado; competitividad y madurez. Gracias a las certificaciones, múltiples empresas pueden ampliar sus horizontes comerciales y estrechar relaciones internacionales que les permitan lograr sus objetivos.